Inicio » Técnicas Urodinámicas, Urodinámica Ambulatoria

Técnica de la Urodinámica Ambulatoria


El requisito imprescindible de todo estudio urodinámico es reproducir los síntomas y signos del paciente a estudio, para obtener un diagnóstico preciso y decidir el tratamiento adecuado.

Sin embargo, hay situaciones donde los resultados urodinámicos no reproducen la clínica buscada o son equívocos.

Entre las causas de dicha discrepancia clínico-urodinamica, se encontrarían la corta duración del estudio convencional, la escena clínica, el grado de inmovilidad y el tipo de catéter utilizado.

Para obviar estos problemas, se necesitaría una técnica diagnóstica que obtuviese la misma información que el estudio convencional pero que se realizase fuera del ambiente artificial de la unidad urodinámica. Con este tipo de pruebas, la diuresis sería fisiológica, y el paciente podría realizar su actividad cotidiana normal.

Para este fin, se ha diseñado la monitorización urodinámica ambulatoria.

Técnica de la Urodinámica Ambulatoria

Antes de realizar el estudio de urodinámica ambulatoria se entrega al paciente una hoja informativa donde se describe ampliamente la prueba y la preparación necesaria.

Estos estudios se realizan con equipos portátiles que el enfermo lleva durante un intervalo de tiempo y se basan en la utilización de traductores de presión montados sobre finos catéteres flexibles, conectados al sistema portátil.

La introducción de los catéteres se lleva a cabo mediante una técnica aséptica sin lubricante.

El catéter rectal se introduce unos 10 cms y el extremo distal del catéter transuretral, se coloca por delante de la región de máxima presión del mecanismo del esfínter uretral para que no se caiga en bipedestación.

Se registran cuatro canales: presión vesical, abdominal, uretral y electromiografía perineal.

Los catéteres se fijan y se comprueba que funcionan adecuadamente mediante maniobras como la tos o el valsalva. Se señala el punto de inicio (vejiga vacía) y se le explica al paciente la necesidad de señalar los diferentes eventos en el dispositivo (micciones, urgencia miccional, incontinencia, fuga urinaria).

Dependiendo del objetivo del estudio, este puede realizarse dentro o fuera del hospital.

Posteriormente, se vuelca la información obtenida a un ordenador.

Registro

Registro de estudio de urodinámica ambulatoria. En abscisas tiempo transcurrido. En ordenadas P vesical, P detrusor, P abdominal, P uretral. Tareas (urgencia, fuga WC,...).

Indicaciones para la realización de una Urodinámica ambulatoria

La urodinámica ambulatoria estaría indicada en pacientes en los que no se obtiene el diagnóstico por urodinámica convencional, síntomas discordantes con la cistomanometría o ante desproporción entre los síntomas y los hallazgos urodinámicos.

Las aplicaciones de la urodinámica ambulatoria se basarían en la mayor correlación clínico-urodinámica de esta técnica frente a la urodinámica convencional. Es de gran utilidad en casos de no reproducción de la incontinencia cuando existe sospecha hiperactividad vesical, detrusor hipo o acontráctil por posible inhibición psicológica, incontinencia multifactorial no bien aclarada por el estudio urodinámico convencional, o en el estudio preciso de las alteraciones de la acomodación vesical.

La urodinámica ambulatoria da información más exacta en los casos en los que la urgencia miccional motiva el estudio.

Datos de la Urodinamica Ambulatoria

Entre las ventajas del estudio urodinámico ambulatorio se encuentra la observación de varios ciclos miccionales, que el llenado vesical es fisiológico y que los catéteres registran presiones independientes de la altura y la posición (a diferencia de la urodinámica convencional).

Los datos obtenidos con urodinámica ambulatoria difieren de los aportados por la urodinámica convencional:

  • la presión al llenado es más elevada en la cistomanometría convencional.
  • la presión máxima del detrusor en el vaciado es más elevada en la urodinámica ambulatoria.
  • se demuestran contracciones involuntarias en un porcentaje mucho mayor de pacientes que en la urodinámica convencional, arrojando importantes datos en pacientes con urgencia e incontinencia inexplicables.

Se ha descrito la existencia de pequeñas contracciones involuntarias del detrusor durante el registro mediante urodinámica ambulatoria. Estas contracciones de escasa cuantía, se asocian con ganas de orinar y no con urgencia miccional y pueden ser consideradas como fisiológicas.

La no demostración de hiperactividad vesical en el estudio convencional, no descarta la existencia de la misma ya que se puede deber a inhibición psicológica.

Esta exploración es la más específica en el diagnóstico de hiperactividad vesical y puede ser de gran utilidad en el estudio de pacientes con sintomatología sugerente de hiperactividad vesical e incontinencia de esfuerzo.

Registro de urodinámica ambulatoria. Paciente en la que no se había demostrado hiperactividad vesical en el estudio urodinámico convencional. Se observa contracción involuntaria durante el llenado (en azul).

Registro de urodinámica ambulatoria. Se observa contracción involuntaria del detrusor (resaltada en azul; señalada por el paciente como sensación de urgencia U).De arriba abajo (0-100 cm H2O) presión vesical, presión abdominal, presión del detrusor, presión uretral. Eventos.

  • La incontinencia de esfuerzo puede no reproducirse por interferencia del catéter o por no alcanzarse las presiones de fuga suficientemente altas en un medio artificial como es la unidad de urodinámica.

Mediante estos estudios se evalúa más adecuadamente el síntoma urgencia miccional en pacientes que van a ser intervenidas de incontinencia urinaria.

Registro de urodinámica ambulatoria. Se observa incontinencia urinaria (INC), en relación con aumento de presión abdominal (flecha).De arriba abajo (0-100 cm H2O) presión vesical, presión abdominal, presión del detrusor, presión uretral. Eventos.

  • Es de utilidad para la monitorización continua de la presión uretral.

Esto permite el diagnóstico de inestabilidad uretral definida como el descenso de presión uretral que, en ausencia de contracción involuntaria del detrusor, produce fuga urinaria.

Este controvertido dato, está en evaluación, pudiendo ser un hecho fisiológico.

Registro de urodinámica ambulatoria.Se observa inestabilidad uretral (descenso de la presión uretral marcado con PU) que produce incontinencia urinaria (marcada con INC). De arriba abajo (0-100 cm H2O) presión vesical, presión del detrusor, presión abdominal, presión uretral. Eventos.

Registro de urodinámica ambulatoria.Se observa inestabilidad uretral (descenso de la presión uretral marcado con PU) que produce incontinencia urinaria (marcada con INC). De arriba abajo (0-100 cm H2O) presión vesical, presión del detrusor, presión abdominal, presión uretral. Eventos.




Volver